Torre de origen musulmán ligada a la conquista de Mallorca por Jaime I en el siglo XIII.
Es una de las mansiones señoriales más conocidas de Mallorca. Perteneció al Archiduque Luis Salvador de Austria.
Son Fornés es uno de los conjuntos arqueológicos más conocidos de Mallorca. En el museo se exponen los materiales recuperados.
Conjunto talayótico muy vistoso y de los más completos y bien conservados de Mallorca.
El santuario medieval de Lluc es el centro religioso de Mallorca por excelencia.
Es la elevación de mayor altura del centro de la isla y se considera una de las montañas sagradas de Mallorca. 
Monasterio que fue habitado por monjes cartujos y acogió al pianista Frédéric Chopin y a la escritora francesa George Sand.
La finca Raixa es una "possessió" alrededor de un patio de estilo italiano.
Espacio interactivo que nos acerca al mundo del tenista manacorí Rafa Nadal y del deporte de élite.
El poblado de s’Illot es un importante yacimiento de la cultura talayótica y post talayótica (850-123 AC)
Fundado en 1927. Secciones de arqueología, zoología, así como una importante sección etnológica.
Pequeño museo que contiene el ajuar sacro que ha sido parte de la historia de la parroquia.
En un antiguo hospital del siglo XIV se presenta una colección de piezas arqueológicas.
Exposición permanente con obras del artista de los tejidos Martí Vicenç.
Se exhibe una muestra de cerámica tradicional mallorquina: alfarería, ollería y "siurells".
La sección etnológica del Museu de Mallorca está instalada en una casa del siglo XVII, conocida como Can Simó.