Es Raiguer

Centro de Alcúdia © Tolo Balaguer
Viñas de Macia Batle (Santa Maria) © Tolo Balaguer
Teatro romano de Alcúdia © Tolo Balaguer
Festes des Vermar (Binissalem) © Tolo Balaguer
Hogueras de san Antonio (sa Pobla) © Tolo Balaguer

Variedad de paisajes

A los pies de la Serra de Tramuntana y limitado por las bahías de Palma y Alcúdia, se extiende en paralelo es Raiguer, zona de transición hacia es Pla, la parte llana y rural de la isla. Se trata de un paisaje heterogéneo que alterna frondosos bosques, hermosos valles y campos de cultivo con acogedores pueblos de montaña, poblaciones de pasado artesanal e industrial y núcleos turísticos. Todo ello bajo un denominador común, las montañas que se mantienen siempre como telón de fondo. 

Trece municipios conforman es Raiguer: Alaró, Alcúdia, Binissalem, Búger, Campanet, Consell, Inca, Lloseta, Mancor de la Vall, Marratxí, sa Pobla, Santa Maria del Camí y Selva. 

Inca, capital de la comarca y conocida por su tradición peletera, es una ciudad dinámica, con un núcleo urbano comercial y cultural muy animado. Numerosos outlets merecen una visita para conseguir objetos de piel de marcas mundialmente reconocidas y de calidad excepcional. Comer en un típico celler (restaurante de cocina tradicional mallorquina) es también una parada obligada para cualquier turista que visite la isla.

Alcúdia, con su muralla medieval y restos del pasado romano insular, concentra núcleos turísticos de reconocido prestigio por sus playas de aguas cristalinas, además de todo un rango de servicios a disposición de los viajeros. Es también puerto de entrada y salida hacia otros destinos y calan aquí algunos cruceros turísticos

La ruta del vino de la DO Binissalem atraviesa algunas localidades de la zona, como Santa Maria del Camí, Consell y Binissalem, entre otras. La mayoría de las bodegas están abiertas para la visita y la degustación de vinos mallorquines.

Cada localidad de la isla tiene su propio día de mercado, que tiene lugar un día de la semana, solo por la mañana. Los populares mercados de Alcúdia (martes y domingos), Inca (jueves) y Santa Maria (domingos), además de brindar frutas y verduras de temporada, ofrecen la posibilidad de comprar otros productos locales y objetos artesanales. Pero no son los únicos. Otros mercados menos concurridos proporcionan un contacto más directo y singular con los lugareños.

Las fiestas y tradiciones son parte intrínseca de la vida en Mallorca. Son conocidas las fiestas de Sant Antoni de sa Pobla, en enero, y las fiestas de la vendimia (es Vermar) de Binissalem, en septiembre. Pero no son las únicas y cada localidad tiene la suya propia.

Encuentra tu destino

Marratxí Santa Maria del Camí Alaró Consell Binissalem Lloseta Mancor de la Vall Sa Pobla Selva Campanet Alcúdia Inca Búger